Los tres filtros

Un discípulo visita a Sócrates y le dice:

- “¡Maestro! Quiero contarte como un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…”

Sócrates lo interrumpió diciendo:

-“¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir?

-“¿Los Tres Filtros…?”

-“Sí” – replicó Sócrates. El primer filtro es la VERDAD.

–“¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?”

-“No… Lo oí decir a unos vecinos…”

-“Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?”

-“No, en realidad no… Al contrario…”

-“¡Ah!” – interrumpió Sócrates.- “Entonces vamos al último Filtro. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?”

- “Para ser sincero, no…. Necesario no es.”

-“Entonces -sonrió el sabio – Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario…sepultemoslo en el olvido…”

“Si Tienes algo que decir a otra persona. Recuerde pasarlo por la VERDAD, la BONDAD y la NECESIDAD antes de decirlo.”

Virtud: Moderación             Fortaleza: Prudencia

Virtud: Humanidad             Fortaleza: Inteligencia Social

Ejercicio de reflexión desarrollar esas fortalezas:

1. ¿En qué momento durante esta semana pudiste ser prudente?

2. ¿Cuando escuchas algún comentario sobre una tercera persona qué es lo que haces: se lo cuentas inmediatamente a otra persona o primero piensas si es importante antes de decirselo?

mile 9

This entry was posted in Historias que Motivan. Bookmark the permalink.